4. 1. Gestión de la liquidez

Manuales - Diccionario

Direccion Financiera

01-06-2017

La tesorería está formada por aquellos activos completamente líquidos que son el dinero disponible en caja y los depósitos a la vista en cuentas corrientes bancarias. La tesorería se ha definido como cash flow, diferencia entre cash inflow y cash outflow (salidas y entradas).

En la empresa debe existir un saldo mínimo de tesorería con el objeto de hacer frente a los desfases temporales entre la corriente de cobros y pagos y reducir de ésta forma el riesgo que se produzca la suspensión de pagos.

Motivos para mantener liquidez de las empresas

  1. Motivo de transacción: la empresa necesita efectivo para hacer frente al pago de las transacciones u operaciones que constituyen su actividad. Se precisa dinero para comprar que luego se recupera al vender.
  2. Motivo de precaución: la empresa debe mantener un nivel de tesorería superior al que se necesita por motivo de transacción con el objeto de hacer frente a eventuales carencias de liquidez motivadas por unas entradas anormalmente bajas o unas salidas anormalmente altas. El numerario (dinero) se mantiene en caja y bancos por ese motivo, viniendo a ser una especie de stock de seguridad.
  3. Motivo especulación: la empresa mantiene dinero líquido con el objeto de aprovechar ciertas inversiones que pueden surgir, a veces ajenas a su actividad pero con alta rentabilidad. Son inversiones extrafuncionales, que quedan por fuera de su objeto social, por lo que se discute su legitimidad.

La empresa mantiene efectivo fundamentalmente por el motivo transacción, los motivos precaución y especulación son satisfechos normalmente negociando valores mobiliarios o efectos a cobrar y haciendo uso de la capacidad de endeudamiento de la empresa.

Tanto la negociación de valores como el endeudamiento tienen un coste y el dinero ocioso en caja o cuenta corriente bancaria tiene a la vez un coste de oportunidad.

En las cuentas de tesorería se resume toda la actividad de la empresa, ya que toda decisión productiva, financiera y comercial tiene su repercusión en la tesorería.

Determinación del nivel óptimo de tesorería

La determinación del nivel óptimo de tesorería hay que contemplarlo como un problema general de la empresa, utilizando modelos de planificación financiera. Existen dos modelos simplificados:

Modelo Sintético: permite efectuar una estimación global del activo corriente partiendo de la capacidad productiva instalada (activo fijo), volumen de ventas esperado (capacidad productiva realmente utilizada) y el periodo medio de maduración.

Llamando,
"L" a la duración del PPM
"D" al desembolso medio por unidad de tiempo que la empresa tendrá que efectuar con el objeto de hacer frente a las exigencias del ciclo productivo (MP; MO; GGF)

Activo Corriente = D * L
PMM (L) = PMA + PMF + PMV + PMC

Modelo Analítico: la estimación del activo corriente de hace partiendo de la segregación del comportamiento previsible de cada uno de sus componentes, como es saldo de tesorería, clientes, evolución de stocks, etc. En función del volumen de ventas esperado, la capacidad instalada y el PMM se pueden prever cual es la evolución de las partidas que integran el activo corriente.

AC = So + ( S1) + ( S2) + ( S3) + ( S4) + To

So stock de seguridad de materia prima
S1 nivel máximo de materia prima
S2 nivel máximo de productos en curso
S3 nivel máximo de productos terminados
S4 saldo medio de clientes
To saldo medio de tesorería

Anterior | Siguiente

Todos los derechos reservados

 contacto publicidad legal

Management Empresarial, la web que te resuelve tus dudas